Acceso Usuarios
facebook
Tres, Tres, Tres

Alejandro, Álvaro y Jaime tienen 18 años y son hermanos trillizos con  autismo, un complejo desorden neurológico que afecta alrededor de 1 cada 166 niños en el mundo.

Los niños afectados por el trastorno del espectro autista pueden tener una amplia variedad de síntomas que incluyen problemas de comunicación y habilidades de socialización. Esto los convierte en seres incapaces de mantener relaciones sociales normales.

Sus padres Noelia y Jaime, nos cuentan que a partir de los 12 meses de edad empezaron a hacerse notables las diferencias con el resto de niños, no atendían a las llamadas y no señalaban cosas que les llaman la atención o les interesan,  un avión en el cielo, un perro ladrando, un dulce que quieren comer.

A los tres años les hacen el diagnóstico de los descartes: no son sordos; no tienen problemas neurológicos ni genéticos. "Cuando no tienen ninguno de esos síntomas, tienen autismo".

Álvaro que de pequeño sufrió una lesión cerebral acude a un centro especializado en autismo. Sus hermanos Alejandro y Jaime van al instituto a un aula especial, para conseguir mayor integración.

Jaime y Álvaro aún siendo gemelos y Alejandro mellizo sufren diferentes grados de autismo, se definen como 'autistas sabios', ya que cuentan con habilidades específicas muy desarrolladas.

Alejandro, 'el artista', es un gran dibujante y es capaz de realizar, desde los seis años, puzles de más de 1.000 piezas en horas.

Álvaro, lleva siempre en sus manos algo que él mismo denomina 'inventos', figuras creadas a partir de plastilina o piezas como, peines, tijeras de papel o algo que le divierta.

Jaime, tiene una gran memoria, capaz de recordar fechas concretas del calendario y nombres de forma literal, es el portavoz de los tres.

Viven en un mundo aislado y repetitivo del que no saldrán en toda su vida.

 

 

 
© BluePhoto 2011 | Aviso Legal | Diseño | Desarrollo